El mentiroso que prohíbe a sus hijos mentir

Ángel Marroquín

En lo que parece ser una de las más notables paradojas políticas de nuestro tiempo, el gobierno Chino, impulsor de políticas económicas neoliberales, ha decidido impulsar una serie de medidas para frenar el impacto de la cultura neoliberal en su forma de vida. Sin importar afectar a poderosas empresas ni a negocios billonarios, el gobierno ha comenzado una cruzada que bien podría dar pie a una nueva Revolución Cultural.

En una primera medida, el gobierno ha limitado el tiempo que los menores de 18 años de edad pueden gastar jugando videojuegos,  (el tiempo de juego ha sido fijado en una hora los viernes, fines de semana y feriados). La razones aducidas para justificar esta medida se relacionan con el impacto negativo que estos juegos tienen en la vida escolar de los niños, el daño cognitivo generado por la violencia a la que están expuestos, la adicción que crean y otras alteraciones psicológicas que los juegos provocan.

Otra medida que se ha tomado es prohibir los rankings de celebrities y los grupos de fans asociados a estas estrellas de música pop, cine, farándula etc. El gobierno ha señalado que la cultura de celebrities daña la cultura China al promover una cultura de ídolos vanos creando una realidad falsa. El gobierno ha hablado de “Opio espiritual”.  ¡Chan!

Ambas medidas son aplaudidas por los padres occidentales que ven con impotencia como los teléfonos móviles y los algoritmos saben más de sus hijos que ellos, sus progenitores. En este sentido, el gobierno chino está haciendo lo que los padres occidentales les gustaría hacer pero no se atreven a hacer.

No es claro si el gobierno Chino está tomando estas medidas pensando en el bienestar de su población juvenil, pero que está tomando estas medidas con la intención de regular mercados y empresas que han venido acrecentando su influencia, su dinero y su poder político, eso es un hecho a todas luces.

Las millonarias celebridades están bajo el escrutinio de las autoridades económicas Chinas debido principalmente a evasión de impuestos. Recientemente la estrella de pop Zheng Shuang fue condenada a pagar una multa de $46 milliones de dólares solo por concepto de por evasión tributaria. Sin contar las empresas asociadas a marketing y venta de productos relacionados a estar estrellas del pop. En una nota un poco más ideológica, en el mes de julio de este año, 64 de las celebridades más famosas del pop juvenil Chino fueron obligadas a participar en un curso obligatorio del gobierno destinado a hacerles ver sus responsabilidades con la historia China.

El mercado de video juegos en china cuenta con 400 millones de clientes (e-sporters) y fans. Debido a esto China es el mercado más importante para la industria de Videojuegos y cuenta con dos de las más importantes compañías: Tencent y Netease. Las ganancias que ambas empresas dejaron el año 2020 llega a los 278.7 billones de yuanes lo que corresponde a una de las más importantes fuentes de ingreso del país.

El oximorón de regular el neoliberalismo no es nuevo. Lo que resulta interesante en el caso Chino es la magnitud del intento: el increíble tamaño de los mercados (pop-videojuegos), las millonarias ganancias que se arriesgan, pero por sobre todo la justificación de estas intervenciones estatales:  proteger la mente de los jóvenes de los efectos de industrias y mercados no regulados.

¿Se imaginan ustedes si sucediera algo así en EEUU?, ¿Se imaginan ustedes los efectos que años y años de “laissez-faire” han tenido en las mentes de los jóvenes norteamericanos?, ¿Por qué el gobierno no los protegió de los efectos nocivos de empresas y mercados no regulados?

¿Surgirá una nueva variante de neoliberalismo en China después de la regulación?, ¿Se expandirán estas industrias hacia los mercados occidentales?, ¿Se atreverá alguien a regular estas empresas?

Para terminar. Si todos sabemos que los videojuegos y la cultura de celebrities pop daña la mente de los jóvenes, ¿Por qué occidente se resiste a regular los mercados, a poner reglas para protegerlos? ¿Es la ortodoxia neoliberal más poderosa que el bienestar de los jóvenes?

Tal vez tengamos que esperar por esta y otras respuestas, mientras tanto, debemos simular que creemos en las razones que nos da el mentiroso que prohíbe a sus hijos mentir.

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s