Los elefantes dejan Xishuangbanna

Hace un mes se levantaron. Son quince y han caminado 500 kilómetros dejando tras de sí graneros vacíos, campesinos confundidos y una prensa internacional estupefacta.

Originarios de Xishuangbanna, China, estos elefantes iniciaron su periplo a finales del mes de mayo del 2021 sin ninguna razón aparente. No les faltaba alimento y la zona en que vivían era una reserva forestal protegida. Científicos se encuentran debatiendo acerca de los motivos de lo que llaman una “migración espontánea”.

¿Migran debido al cambio climático?, ¿Caminan respondiendo a alguna clase de imperativo biológico?, ¿Por qué caminan hacia el norte de China? Son preguntas que aún no encuentran una respuesta entre los especialistas. En lo que parecen estar de acuerdo, sin embargo, es en esto: los quince elefantes, contrariamente a lo que se espera de su especie, están caminando hacia zonas que les son desconocidas. En otras palabras, se alejan cada vez más de la zona que conocían y han superado cinco veces la distancia que los elefantes en promedio tienen a alejarse de su hogar.

¿No les parece que estos elefantes son una metáfora perfecta de nuestra actual situación en este mundo post covid?

Los días y meses van pasando y, como los elefantes de Xishuangbanna, nos vamos adentrando en una especie de laberinto: La pandemia estremece Brazil que esta semana llegó a las 500.000 muertes, 600.000 personas han muerto en USA y 400.000 personas muertas en India. El Reino Unido pospone su apertura total debido a la presencia de una variante de Covid (Delta) descubierta en India. Mientras tanto otros países van dejando la pandemia atrás y se olvidan completamente de la catastrófica situación en que se encuentran los países pobres. De la misma manera los Europeos disfrutan el verano y, tras meses de encierro, vuelven a planear vacaciones. Sus líderes llaman a gastar dinero para impulsar la economía y volverla al carril del crecimiento económico enfebrecido cuanto antes.

Todo parece normal, pero nada lo es. ¿Por qué? Porque mientras este simulacro de realidad post covid intenta volver a ocupar el plató televisivo-mediatico y hacernos creer que todo está bien de nuevo, los elefantes, testaruda y valientemente van caminando hacia lo desconocido, hundiéndose en la noche, soñando mientras se aprietan los unos contra los otros, y a la mañana siguiente caminando de nuevo.

Sin esperanza estos elefantes en fuga tienen algo que enseñarnos hoy: es tiempo de olvidar el cómodo viejo mundo en que vivimos y aceptar que lo nuevo nos está llamando. ¡Es hora de salir al camino y ponerse en marcha!    

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s