¿La bolsa o la vida?

Ángel Marroquín

Una y otra vez cometemos los mismos errores, una y otra vez nos levantamos y lo intentamos de nuevo. A pesar de todo esto, a veces lo conseguimos. Logramos saltar el obstáculo que nos tuvo años en una relación toxica, en un empleo mal pagado o que no nos beneficiaba en lo más mínimo, escapamos del hechizo de un pseudo amor o de una relación enfermiza.

¿No les parece que entender la forma en que se produce este salto podría ayudarnos a entender mejor lo que ha pasado durante estos meses de cuarentena y pandemia? ¿No sería hermoso decir que aprendimos algo después de todos estos meses de cuarentena o que vamos a cambiar nuestra forma de vida en base a lo que nos ha pasado?

Muchos, durante la primera cuarentena, sintieron ganas de cambiar: comenzaron a cultivar su propios vegetales, iniciaron su compost orgánico, cambiaron de lugar de residencia, comenzaron a leer libros que habían postergado largo tiempo o tomaron conciencia de lo importante que eran sus relaciones personales. Con las segundas olas y el paso del tiempo, entendemos que muchos de esos entusiasmos decayeron, de todas formas no les parece que vale la pena utilizar esa energía, esas ganas de cambiar para ver mejor lo que nos pasa?

Déjenme contarles una historia que podría iluminar el camino a nuestras preguntas.

Años atrás, me encontré con un amigo en la calle, nos saludamos y le pregunté:

-¿Qué tal la fiesta ayer? Muy bien, me dijo, nos quedamos conversando y criticando al capitalismo con otros amigos hasta muy tarde.

-Y ¿Sufrió mucho el capitalismo, me imagino?, le dije.

-Claro, lo teníamos en el suelo, todos golpeándole hasta más no poder…pedía perdón de rodillas…

-Y ¿qué pasó entonces? 

-Cuando salió el sol, se levantó, se armó de nuevo, como si nada hubiera pasado y se hizo invisible, de nuevo.

A lo que refiero cuando digo que la experiencia de la pandemia puede enseñarnos a cambiar la forma en que vivimos es justamente lo opuesto a lo que hicieron mis amigos con el capitalismo: dejar que salga el sol y dejar que el capitalismo se vuelva invisible de nuevo, es decir, que nosotros seamos incapaces de verlo, se nos haga indistinguible y, por lo tanto, se torne imposible de ser  cuestionado o transformado.

¿Pero cómo cambiar la forma en que uno vive, si es tan natural, tan obvia y transparente? Esto ha sido lo que he intentado durante estos meses de cuarentena. ¿Cómo? Experimentando conmigo mismo. Si bien no tengo respuestas, sí este estado de auto-cuestionamiento me ha ayudado a mejorar mis preguntas, es decir, me ha ayudado a preguntarme con mayor precisión, a pegar donde duele diría mi amigo Ricardo.

Entonces ¿Qué quiere decir vivir de otra manera en este tiempo de pandemia?, ¿Cómo intentarlo?

A mí me parece que el primer paso hacia este cambio hoy en día pasa por atravesar reflexivamente la experiencia de pandemia producida por el virus Covid 19.

Podríamos detenernos aquí en muchos aspectos: la soledad en que quedaron los ancianos de un día para otro, los enfermos y su precaria situación en hospitales, la falta de experiencia sobre cómo enfrentar esta enfermedad letal, la extenuación de quienes trabajan el hospitales, su tristeza y cansancio o el confinamiento y aislamiento social en que quedaron personas contagiadas, etc. Hay un punto que a mí me parece que condensa varios de estos aspectos: el miedo.

El miedo estuvo ahí desde que la pandemia se inició en 2019, fue creciendo en la medida que el virus se extendía. A ustedes les parece que en algún momento hemos aceptado que tuvimos miedo en 2019 y que tenemos miedo aún el 2021? A mí me parece que no.

A mí me parece que las políticas sanitarias gubernamentales han intentado hacernos inmunes al miedo (la misma estrategia que siguen quienes niegan el cambio climático), han intentado mantener a la población aislada del miedo y más bien anestesiada, resguardada y segura confiando en las medidas que se han ido tomando, algunas de ellas mal y tarde. Esto, creo yo, nos ha privado de una verdadera experiencia pandémica.

¿Por qué? Porque lo nuevo viene justamente cuando aceptamos que estamos en peligro. Cuando aceptamos que lo que tenemos no nos pertenece más. En otras palabras, cuando estamos solos frente al peligro, acorralados sin posibilidad de escapar, solo entonces rechazamos lo accesorio, podemos ver lo superfluo de nuestro estilo de vida vacío y sinsentido.

Solo en ese momento estamos en condiciones de rechazar lo accesorio, lo que el sistema nos ofrece: amor sin dolor, hijos sin problemas, vacaciones pagadas, aprendizaje sin esfuerzo, sabiduría sin lento aprendizaje, éxito sin fracaso.

¿La bolsa o la vida? nos pregunta nuestra vida a nosotros mismos en un oscuro callejón de nuestro lado oscuro.

El miedo del que hemos sido privados es lo que hoy nos impide seguir lo que es genuino en nosotros mismos y en la sociedad post Covid 19.

Frente a esto, a mi me parece, es que hoy estamos llamados a atrevernos a expresar nuestra experiencia, a reconocer que tenemos miedo a morir, a estar solos, a ser abandonados enfermos en una camilla como le pasa a miles de personas en India, Chile, Brasil o Estados Unidos, tenemos miedo a perder el trabajo, a ser traicionados, a sentirnos no queridos, avergonzados, culpables de los privilegios que nos han venido del color de nuestra piel o del simple casualidad de haber nacido en un país rico, etc. Pero también estamos llamados a ayudar a que otros, quienes nos rodean, logren ver sus propios miedos, no se sientan avergonzados de ellos, de que logren pasar a través de ellos evitando los “ansiolíticos”, “calmantes” que nos ofrece el sistema. En otras palabras, lograr darnos cuenta que estamos rodeados de cosas superfluas.

¿La bolsa o la vida?

Cuando esto pase habremos cambiado nuestra vida y no habrá más mañanas para el capitalismo.

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s