Dentro de mí, dentro de ti.

Durante esta última cuarentena he tenido la idea de ver nuevamente películas antiguas como si no las hubiera visto nunca. La idea es intentar ver con nuevos ojos cosas antiguas y ver qué sale de todo ello. Experimentos con uno mismo dijo alguien por ahí.

Una de las películas que vi de nuevo fue Armageddon. La película fue filmada en 1998 y la trama es conocida: un inmenso meteorito fuera de control amenaza con colisionar con el planeta tierra dentro de 18 días y causar la extinción de la raza humana. La NASA y la comunidad científica internacional planean cavar un agujero profundo en el meteorito y hacerlo estallar antes que alcance la tierra. El resto de la historia es más o menos así: La NASA contrata a Harry Stamper (Bruce Willis), un famoso cavador de pozos petroleros y este sub contrata a su vez a un equipo de  heterodoxos personajes. Al final el equipo logra cavar el pozo en el espacio y detonar el explosivo y salvar la tierra.   

Esta vez la película me dijo que el cambio climático y el COVID pueden ser nuevas formas que adopta este meteorito en vía de colisión con la tierra. Imaginé a los científicos y farmacéuticas intentando elaborar una vacuna para el COVID contra reloj, fallando y volviendo a intentar modelos computacionales que llevaran a crear una vacuna segura. Me imaginé igualmente a los científicos y comunidades movilizadas políticamente alrededor del mundo para detener la extracción de combustible fósil y así disminuir la emisión de CO2 para ralentizar el calentamiento global.

En ambos casos el desafío parece colosal y fuera del alcance de los humanos. En ambos casos la consecuencia de la inacción, es la amenaza real a la existencia humana. En ambos casos son los expertos y científicos los que deben decidir por todos nosotros los humanos. En otras palabras nuestra salvación parece estar irremediablemente en manos de los científicos y expertos.

Esto último me llevó a pensar en otra posibilidad de lectura de la película: ¿y si el meteorito que nos amenaza no está en el espacio exterior sino en nuestro interior? No es acaso nuestro estilo de vida inconsciente, las múltiples decisiones que tomamos a diario y sin pensar, las que están a la base del cambio climático y el COVID?  En ese caso no deberíamos estar pensando en ir profundo hacia nosotros mismos, cavar en nuestro ser, nuestra personalidad, nuestras seguridades adquiridas, nuestros privilegios y prejuicios, nuestro estilo de vida y poner una bomba allí para hacer estallar todo aquello que está a la base de nuestra ceguera?

En la última escena de la película y cuando todo había fallado irremediablemente, Stamper tras hablar con su hija, presiona el botón que hace estallar el meteorito y muere como consecuencia de la explosión que acaba con la amenaza planetaria y que da inicio, quien sabe, a otra vida, distinta.

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s