The Ballad of the Imam and the Shah (An Old Persian Legend)

James Fenton

to C. E. H.

 It started with a stabbing at a well

 Below the minarets of Isfahan.

 The widow took her son to see them kill

 The officer who’d murdered her old man.

 The child looked up and saw the hangman’s work —

 The man who’d killed his father swinging high,

 The mother said: ‘My child, now be at peace.

 The wolf has had the fruits of all his crime.’

  From felony to felony to crime

  From robbery to robbery to loss

  From calumny to calumny to spite

  From rivalry to rivalry to zeal

 All this was many centuries ago —

 The kind of thing that couldn’t happen now —

 When Persia was the empire of the Shah

 And many were the furrows on his brow.

 The peacock the symbol of his throne

 And many were the jewels and its eyes

 And many were the prisons in the land

 And many were the torturers and spies.

  From tyranny to tyranny to war

  From dynasty to dynasty to hate

  From villainy to villainy to death

  From policy to policy to grave

 The child grew up a clever sort of chap

 And he became a mullah, like his dad —

 Spent many years in exile and disgrace

 Because he told the world the Shah was bad.

 ‘Believe in God,’ he said, ‘believe in me.

 Believe me when I tell you who I am.

 Now chop the arm of wickedness away.

 Hear what I say, I am the great Imam.’

  From heresy to heresy to fire

  From clerisy to clerisy to fear

  From litany to litany to sword

  From fallacy to fallacy to wrong

 And so the Shah was forced to flee abroad.

 The Imam was the ruler in his place.

 He started killing everyone he could

 To make up for the years of his discgrace.

 And when there were no enemies at home

 He sent his men to Babylon to fight.

 And when he’d lost an army in that way

 He knew what God was telling him was right.

  From poverty to poverty to wrath

  From agony to agony to doubt

  From malady to malady to shame

  From misery to misery to fight

 He sent the little children out to war.

 They went out with his portrait in their hands.

 The desert and the marshes filled with blood.

 The mothers heard the news in Isfahan.

 Now Babylon is buried under dirt.

 Persepolis is peeping through the sand.

 The child who saw his father’s killer killed

 Has slaughtered half the children in the land.

 From felony

 to robbery

 to calumny

 to rivalry

 to tyranny

 to dynasty

 to villainy

 to policy

 to heresy

 to clerisy

 to litany

 to fallacy

 to poverty

 to agony

 to malady

 to misery —

 The song is yours. Arrange it as you will.

 Remember where each word fits in the line

 And every combination will be true

 And every permutation will be fine:

  From policy to felony to fear

  From litany to heresy to fire

  From villainy to tyranny to war

  From tyranny to dynasty to shame

  From poverty to malady to grave

  From malady to agony to spite

  From agony to misery to hate

  From misery to policy to fight!

***

Todo empezó con un acuchillamiento en un pozo

bajo los minaretes de Isfahan.

La viuda llevó a su hijo a ver como ellos mataban

al oficial que había asesinado a su viejo esposo.

El niño levantó la mirada y vio el trabajo del verdugo

y al hombre que había matado a su padre meciéndose en la horca,

La madre le dijo: “Hijo mío, ahora estamos en paz.

El criminal ha obtenido los frutos de sus crímenes”

De delito en delito hasta el crimen

De robo en robo hasta perderlo todo

De calumnia en calumnia hasta hacer daño

De rivalidad en rivalidad hasta el celo.

Todo esto pasó hace mucho tiempo atrás

El tipo de cosas que no podrían pasar ahora

Cuando Persia fue el imperio del Shah

y muchos eran los surcos de su frente.

El pavo real era entonces el símbolo de su trono

y muchas eran las joyas y sus ojos

y muchas eran las prisiones en sus tierras

y muchos eran los torturadores y los espías.

De tiranía en tiranía hasta la guerra

De dinastía en dinastía hasta el odio

De villanía en villanía hasta la muerte

De ley en ley hasta la tumba.

El niño creció como un chico inteligente

y llegó a ser mullah, como su padre

gastó muchos años en exilio y en desgracia

porque dijo que el mundo del Shah era malo.

“Cree en Dios, dijo, cree en mi.

Créeme cuando te digo quien soy.

Anda, corta y haz a un lado el brazo de la debilidad.

Escucha lo que digo, yo soy el gran Imam”

De herejía en herejía hasta la hoguera.

De religión en religión hasta el miedo.

De letanía en letanía hasta la espada.

De falacia en falacia hasta el abuso.

Y el Shah fue forzado a dejar su tierra.

El Imam fue el gobernante que ocupó su lugar.

Y comenzó asesinando a todos los que pudo

hasta hacerse pagar por todos sus años de desgracia.

Y cuando no hubo enemigos en su tierra

Envió a sus hombres a luchar a Babilonia.

Y cando hubo perdido su ejercito

el supo que Dios estaba diciéndole que estaba en lo cierto.

De pobreza en pobreza hasta la ira

De agonía en Agonía hasta la duda

De enfermedad en enfermedad hasta la vergüenza

De miseria en miseria hasta la lucha.

El envió niños pequeños a la Guerra.

Ellos fueron con su retrato en sus manos.

El desierto y los pantanos se llenaron de sangre.

Las madres oyeron las nuevas en Isfahan.

Ahora Babilonia yace enterrada bajo los escombros.

Persepolis se asoma a través de la arena.

El niño que vio al asesino de su padre asesinado

Ha asesinado a la mitad de los niños de su tierra.

Del delito

al robo

a la calumnia

a la rivalidad

a la tiranía

a la dinastía

a la villanía

a las leyes

a la herejía

a la religión

a la letanía

a la falacia

a la pobreza

a la agonía

a la enfermedad

a la miseria

La canción es tuya. Arréglala como te plazca.

Recuerda donde cada palabra calza en la línea

y cada combinación será verdad

y cada cambio que quieras hacer estará bien:

De la ley a la felonía hasta el miedo

De la letanía a la herejía hasta la hoguera

de la villanía a la tiranía hasta la guerra

de la tiranía a la dinastía hasta la guerra

de la tiranía a la dinastía hasta la vergüenza.

De la pobreza a la enfermedad hasta la tumba

De la enfermedad a la agonía hasta hacer daño

De la miseria a la ley hasta la lucha!

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s